Cosas que nunca debes hacer en tu matrimonio

De primera mano debes evitar que los momentos más íntimos con tu pareja se lleguen a convertir en una pesadilla.

Debes evitar hacer esto bajo las sábanas. Para que los 2 disfruten de su momento de intimidad, aquí te dejamos 6 cosas que no debes hacer en la cama jamás

No ducharte:

Antes de la intimidad. Aunque existen personas que prefieren sentir el olor íntimo en lugar de sentir el olor del jabón que hayas usado para tu higiene, aunque es preferible siempre hablar del tema con tu pareja y también es importante en ambos tener un aliento fresco

Evita expulsar gases olorosos y ruidosos de tu cuerpo:

Sí, sabemos que a veces tenemos problemas para controlar nuestras necesidades como seres humanos, pero es preferible que te levantes de la cama si sientes la necesidad de un «ventoso» o un eructo, antes de acabar con el romanticismo y pasión del momento.

Hacer críticas y comentarios negativos

Es un momento de intimidad muy especial, prescinde de cualquier palabra desagradable o que pueda hacer sentir mal tu pareja, y más si tiene que ver con su cuerpo.

Es también válido para tu propio físico: nada de formular complejos o críticas hacia ti misma. Refuerza tu autoestima.

Hablar de tus/sus ex

Es el error supremo: mencionar a tu/su ex novio/a.

Te sentirás mal por recordar a esta persona, harás sentir mal a tu pareja dándole la sensación de que no te has olvidado de esta persona o que estás obsesionada con su ex pareja y el resultado será inevitablemente malo: incomodidad. El pasado es el pasado.

Usar ropa interior de mal aspecto:

No hay cosa más anti-sexy que una mujer con ropa interior rota, percudida o de edad adulta, así que mejor anímate a vestir un sensual conjunto interior de encaje o incluso un baby-doll.

No depilarte:

Más allá de ser visualmente desagradable, resultará incómodo y podría causarte rozaduras. Si no te gusta tener tu zona íntima depilada completamente, puedes optar por cortar un poco los vellos, será mucho más cómodo para ambos.

Fingir placer:

No es ningún misterio, muchas mujeres fingen el placer diariamente. Antes que conformarte con esta situación, coménteselo a tu pareja y busquen soluciones. La ausencia de comunicación suele ser el principal problema.

Hablen de lo que les gusta mutuamente y prueben una y otra vez. Pero no finjas gritar o gemir por obligación, tu pareja lo acabará notando.

Apagar la luz:

Expertos aseguran que aquello quienes piden apagar la luz antes sexo, sería signo de poca autoestima. Así que disfruta tu cuerpo y el de tu pareja.

No dormirte: Nunca te quedes dormid@ durante el acto tu pareja se lo tomara como algo persona y se le quitara el deseo

Prescindir de la protección:

Si tienes una relación estable, lo más seguro es que tengas un método anticonceptivo definido (la píldora es el más práctico) que no implique el uso sistemático del condón.

Pero si tienes relaciones puntuales, nunca, absolutamente nunca, renuncies a usar preservativo.

Lo sabrás, pero no nos cansamos de decirlo: además de evitarte un embarazo no deseado, te protege de las enfermedades de transmisión sexual. Placer sí, pero responsable.