Entre amigas se contagian las ganas de quedar embarazada

Pasa que en algún momento de tu vida te veas rodeada de amigas las cuales están embarazadas y te comience a despertar ese deseo de también entrar en estado de maternidad.

Pero a partir de esto será cierto que ¿las ganas de quedar embarazada son contagiosas?

Es sin dudas un hecho que los grupos de amigas y compañeras embarazadas van en aumento a partir que alguna salga con la sorpresa de que está esperando un bebe y es que al parecer los embarazos sí parecen ser contagiosos.

Porque el embarazo parece contagiar a otras mujeres

Como tal esto no es algo que se “contagia” como una enfermedad que puede trasmitirse de persona a persona.

Ese deseo no se hace presente en todas las mujeres sino que parte del deseo de cada mujer que quiera ser madre.

Si alguna vez en tu vida pensaste en que te gustaría ser madre entonces esta aspiración está presente pero puede que ya en tu adultez no te hayas planteado cual es el momento exacto para intentarlo.

Cuando tus amigas y conocidas empiezan a entrar en la maternidad es normal que si pensaras en ser madre en algún momento de tu vida al ver a seres cercanos a ti estar embarazadas te despierte ese deseo interno que tienes en el interior de ser madre y comiences a plantearte la idea de también tener tu propio bebe.

Si quieres ser mama las embarazadas pueden aumentar ese deseo

Como te podrás dar cuenta no es un sentimiento que nace de la nada sino que está ligado a un deseo propio que tienes de ser madre.

Cuando empiezas a ver las fotos de bebe que suben tus amigas, compartir charlas de lo que ellas están sintiendo, su nuevo estilo de vida, su felicidad, su emoción, todo esto va a comenzar a conmoverte y por supuesto tus ganas de tener un hijo también van a ir en aumento.

Sentirás confianza para intentarlo

Ver a tus amigas y hasta compañeras de trabajo en estado materno o con su bebe te pondrán a pensar y ver tu posibilidades de tener uno y te encuentres el momento de pensar en todas las posibilidades para ello.

Tener un hijo no es cualquier cosa, tienes que analizar tus posibilidades financieras, que tanto se adaptaría tu estilo de vida y empezar a contemplar todos los escenarios posibles.

Tener un hijo puede que te parezca una idea muy tierna pero antes son muchas las cosas en las que deberás pensar antes de verdad intentar tenerlo pues la llegada de un niño a tu vida generara gastos, tiempo y paciencia.

En la crianza de un niño no todo son tiernos bebes y abrazos, también tendrán momento complicados como lo podrían ser sus berrinches o la llegada de un niño a la adolescencia, es algo en lo que debes prepararte mental y físicamente.

Querrás compartir ese momento con tus amigas

Compartir un momento de felicidad con una amiga que te entienda puede ser de lo mejor, si tienes una amiga muy cerca en estado de embarazo probablemente quieras estarlo al mismo tiempo que ella, ir de compras juntas para los bebes, preparar un baby shower doble, hacer actividades y cosas de embarazadas juntas, todo esto probablemente te suene muy divertido.

Experimentar un embarazo al lado de tu mejor amiga o una prima puede ser un hermoso recuerdo de ese momento en el que la maternidad las unió aún más y el pensar que tu hijo o hija tendrá un futuro compañero de juegos se su misma edad puede ser de lo mejor para que esa amistad se mantenga siempre.

Las ganas no se contagian pero aumentan los deseos

El tema de querer un bebe al observar a tus amigas cercanas tener el suyo es más un sentimiento que siempre a estado en ti pero que no había despertado o simplemente no te habías planteado en que momento de tu vida tener un niño.

Por lo que ver a tus allegadas con uno te haga pensar que tal vez también pueda ser tu tiempo de cumplir tu sueño de ser mama.

Sin embargo decir que se contagia de mujer a mujer no es cierto, todas las mujeres tiene un plan de vida diferente, hay quienes tienen el deseo de en algún futuro formar una pareja, casarse y tener hijos para formar una familia.

Pero hay quienes tienen estas ideas por completo descartadas y quieren vivir otro tipo de vida, es más hay mujeres que al ver a otras embarazadas o con hijos les hace estar más seguras de su decisión de querer otra cosa para sí mismas y su vida.

Querer o anhelar un bebe es algo de cada mujer, de sus deseos y lo que esperan para el futuro.