Por qué los hombres infieles no dejan a su esposa

La infidelidad es un problema muy común entre las parejas que muchas veces termina en separación o divorcio, pero ¿qué ocurre con los hombres que deciden no dejar a sus esposas?

Los hombres que tienen una amante y se aferran a su vida familiar y a su esposa buscan el placer de estar con una mujer como si se tratara de “un postre”, pero no quieren perder su “comida diaria”, que obtiene en casa.

Aunque existen varias actitudes que delatarían a un infiel, hay mujeres que también deciden hacerse de “la vista gorda” para no perder su dinámica familiar o su estabilidad económica.

Algunos de los comportamientos más comunes que cometen los infieles y que los delatan: cambios en su rutina, repentinos viajes de negocios, ausencia en eventos familiares, horas extras en el trabajo y más.

Este patrón egoísta, de no dejar a la esposa y seguir con la amante, puede ser generado por varios motivos:

Comodidad: Aunque disfrute de vivir una aventura extramarital, el hombre infiel desea volver a casa en donde encontrará su vida resuelta, disfrutar del espacio que ha construido por años y, claro, una casa limpia, comida hecha, ropa aseada y una esposa dispuesta a ser amorosa.

Miente al decir que no ama a su esposa: Algunos hombres les juran a sus amantes que ya no aman a sus esposas, hasta juran que están en proceso de divorcio, cuando esto no es verdad. La realidad es que sí ama a su esposa y solo busca a otra mujer para romper con la monotonía

Amor a los hijos: El hombre infiel teme que al finalizar el matrimonio o al ser descubierta su infidelidad la relación con sus hijos se deteriore o no pueda tener el mismo contacto con ellos, por eso vive dentro de un matrimonio que tal vez ya no lo hace feliz.

Temor a la separación: El miedo o tedio de enfrentar un proceso de divorcio, separación de bienes, pelea por la custodia de los hijos y hasta una mudanza hace que muchos hombres prefieran llevar una doble vida.

LE TEMEN AL FRACASO. Finalmente, una ruptura amorosa implica un fracaso total en uno de los aspectos más importantes de vida: el amor; así que mejor se mantienen “navegando de muertito”. Quizá llevan muchos años juntos, lo cual haría la frustración aún mayor.

No busca amor en otra mujer, SOLO ES UN DESCANSO

Así es, por más desesperante que resulte comprender la manera en que piensa un hombre, a veces solo quiere despejarse.

Es una manera en la que tienen un encuentro con otra mujer, pero sin involucrar sentimientos.

No está en busca de amor, solo una aventura.

De acuerdo con el especialista, muchos hombres no están buscando una pareja estable o “al amor de su vida”, solo busca satisfacción sexual o salir de la rutina, pero en realidad no tienen nada serio con su amante.

Al final del día cada quien decide estar donde quiere, pero ambos deben apostar por una estrategia que les permita convivir de la mejor manera posible