Sabías que la abuela materna transmite amor puro y una carga emocional a tus hijos.

Las abuelas maternas regalan mucho amor a los nietos. Son más flexibles y consentidoras con los pequeños y casi siempre nunca le dirán “no” a sus nietos.

Las abuelas se vuelven totalmente cómplices de esas pequeñas travesuras que hacen los nietos y siempre les gusta complacerlos.

Las abuelas maternas son un gran apoyo, ya que tienen toda la experiencia de como criar a un niño, son muy cariñosas y tratan de que el niño tenga ese afecto y cariño al estilo de una abuela.

Son tiernas con ellos les gusta llenar de muchos besos a los bebés, también les cantan alguna bonita canción, los hacen bailar, etc, etc.  La abuela siempre será una parte muy importante de la familia que puede marcar la vida del pequeño.

La carga emocional que transmite la abuela a los nietos

La ciencia ha confirmado. Que en el momento que el pequeño feto se está formando dentro del útero, él recibe material biológico de la mamá y también del papá, los dos tienen el 50% del peso en la formación del embrión, pero cuando ya la participación genética del padre ha finalizado, es ahí cuando la futura mamá sigue en el proceso de formación y desarrollo del pequeño bebé.

Jodorowsky, ha asegurado que las emociones también se pueden transmitir de generación en generación, de mamá a hijas y de las hijas a nietos. Según lo que comenta esté ensayista, afirma que las emociones que experimentó la abuela en el transcurso en el embarazo podrían estar activas en el ADN de las hijas transmitiéndolas a la próxima generación.

A pesar de haber aportado esta información el ensayista chileno, existen algunos estudios en los que afirman que el ADN del papá también tiene que ver mucho en cuanto a herencia genética.

Para la mayoría de las madres, todas estas cosas llegan a pasar desapercibidas.. Pero cuando eres abuelita, el panorama cambia completamente, el estar con estos pequeños conviviendo se convierten en una de las experiencias más bellas e inolvidables queriendo vivir ese hermoso proceso de crecimiento de los nietos.

Tenemos que agradecer a todas esas abuelas, que hacen que los días de nuestros pequeños sean lindos, únicos y especiales.